Martes, 17 de Mayo de 2016.

La lucha en favor del cuidado del medioambiente es un tema que concierne a todos y la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) es consciente de ello. En ese sentido, para reforzar su labor en el desarrollo estratégico y gestión del ambiente, nuestra cuatricentenaria casa superior de estudios y el Ministerio del Ambiente (Minam).

Suscribieron, el 17 de mayo, un convenio marco de cooperación interinstitucional, que permitirá implementar mecanismos de coordinación, interacción, cooperación y reciprocidad, entre ambas partes, para promover la realización de actividades académicas y científicas con el propósito de dar soluciones a problemas ambientales que mejoren la calidad de vida de las personas y la sociedad.

Con este convenio, que tendrá una vigencia de cinco años, San Marcos se compromete, principalmente, a participar y cooperar con las redes de investigación ambiental que promueva el Minam y con las actividades orientadas al estudio y monitoreo de la gestión ambiental, así como ejecutar actividades en el ámbito del desarrollo estratégico de los recursos naturales y la gestión ambiental del país.

“En el tránsito por el Perú, al ver los recursos que poseemos y los problemas que presentan, las reflexiones que se suscitan parten de la pregunta sobre qué hace el Estado, los ministerios, las autoridades frente a la depredación que de ellos se hace. Por ese motivo, San Marcos se compromete con este convenio a contribuir sustantivamente con el tema del medioambiente y el bienestar de la población” sostuvo el vicerrector de Investigación, Dr. Bernardino Ramírez Bautista, en representación de la Rectora (i), Dra. Antonia Castro Rodríguez, durante la ceremonia realizada en el Paraninfo de la Facultad de Medicina.

Por su parte, el viceministro de Gestión Ambiental del Minam, Mariano Castro Sánchez-Moreno, destacó que el acuerdo contribuirá a profundizar en la promoción y producción de información científica, a través de la investigación e innovación tecnológica, y propuestas de políticas y de administración para plantear respuestas a los problemas y efectuar una regulación frente a la salud ambiental, en contra de los delitos que han ocurrido en nuestro país.

Como parte de la exposición de la problemática ambiental, se desarrollaron dos conferencias: la primera, titulada “Salud y ambiente”, a cargo del Dr. Héctor Pereyra Zaldívar, de la Facultad de Medicina de San Fernando, y la segunda, “Convenio Minamata sobre el mercurio: compromiso del país”, a cargo de la Ing. Vilma Morales Quillama, del Ministerio del Ambiente.

Salud y ambiente

El Dr. Héctor Pereyra realizó una reflexión sobre cómo afectan actualmente las nuevas enfermedades y la forma insuficiente de cómo se combaten, que sumadas a las crisis energéticas y el cambio climático, condenan a las futuras generaciones.

De acuerdo a sus planteamientos, las enfermedades metaxénicas, en el Perú, como la malaria, el dengue o la bartonelosis, en las últimas décadas constituyen los principales problemas de salud, que aquejan a las poblaciones más pobres. Estos males catalogados como reemergentes tienen un gran impacto sobre la salud pública nacional.

“Pido un compromiso político y una mejor relación entre la ciencia y la política, que mantengan un doble criterio: el desarrollo sostenible y sustentable, que nos permita un promisorio futuro en pos de las aspiraciones de las personas” declaró.

Convenio Minamata sobre el mercurio: compromiso del país

A su turno, la Ing. Vilma Morales, desarrolló la importancia del convenio de Minamata, el cual proporciona un resguardo frente al tema del mercurio nocivo en el mundo. Este convenio tiene por objetivo proteger la salud humana y el medioambiente de las emisiones y liberaciones antropógenos del mercurio y los compuestos de este.

Este convenio fue firmado por cerca de 130 países en diciembre de 2013; sin embargo, el proceso de ratificación para reafirmar el compromiso, se hizo en octubre del 2015; y desde enero de 2016, el Perú figura como país vinculado.

Cabe resaltar que hasta el momento aproximadamente 28 países han ratificado el mencionado documento, y se requieren que 50 países hagan lo propio — lo que se ha estimado que suceda en junio del 2017—, de manera que pueda entrar en vigor para que se apliquen las normas respectivas.

Con ello, los países deben comprometerse a trabajar como Estados para evitar que al 2020 se distribuyan a nivel nacional e internacional productos, como lámparas fluorescentes, barómetros, baterías, cosméticos, jabones, termómetros, compuestos con este metal nocivo; además de construir instalaciones adecuadas para almacenar estos residuos y promover campañas de reciclaje entre la población.

“La idea del convenio con San Marcos es que trabajemos en temas de vital interés como el medio ambiente. Así, la Dirección General de Calidad Ambiental, del Minam, y la Red Latinoamericana de Prevención y Gestión de Sitios Contaminados (ReLASC), de la cual esta universidad forma parte, comparten experiencias, junto con otros países de latinoamericanos, sobre las gestiones para evitar los riesgos de los agentes contaminantes”, indicó.

A la actividad protocolar, asistieron el secretario general de la UNMSM, Ing. Raúl Pizarro Cabrera; la jefa de la Oficina General de Cooperación y Relaciones Interinstitucionales, Dra. Laili Lau Luyo; el decano de la Facultad de Medicina de San Fernando, Dr. Herman Vildózola Gonzales; el decano de Facultad de Farmacia y Bioquímica, Mg. César Fuertes Ruitón; así como docentes y estudiantes.

Fuente: http://www.unmsm.edu.pe/noticias 

Busqueda