Jueves, 26 de Mayo de 2016.

Por toda una vida dedicada a la formación de nuevos profesionales y a la investigación científica en las aulas y laboratorios de la Facultad de Ciencias Biológicas (FCB), los Drs. Beatriz Lizárraga de Olarte, Estela Castillo de Maruenda y Hugo Gonzales Figueroa fueron reconocidos por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) como Profesores Eméritos.

“Somos conscientes de que al honrarlos la UNMSM se honra a sí misma. Es gracias a ustedes, y a tantos otros como ustedes, que a pesar de todas las dificultades (San Marcos) sigue siendo la gran Universidad del Perú”, aseveró el director de la Escuela Académico Profesional (EAP) de Génetica y Biotecnología de la FCB, Mg. Fernando Retuerto Prieto, quien tuvo a su cargo el discurso de orden.

“Al tener profesores como Uds. es que hemos podido desarrollar la capacidad de decisión, autocrítica, conocimiento de las propias limitaciones, lealtad al trabajo bien hecho, entusiasmo, admiración y respeto por la labor científica, ética profesional, espíritu crítico, conocimiento y control de las ambiciones. A nuestros Profesores Eméritos, hay que llevarlos a las generaciones jóvenes para enseñarles cómo se combate para defender los principios, el trabajo académico y las convicciones propias”, agregó el director de dicha EAP.

“Si bien yo me retiré de la universidad hace tres años, soy sanmarquina de por vida”, enfatizó la Dra. Beatriz Lizárraga, tras recibir la medalla y el diploma que la distinguen como Profesora Emérita de la UNMSM, en reconocimiento a su valiosa labor docente ejercida durante 50 años de su vida.

Durante su alocución, la Dra. Lizárraga recordó con cariño y nostalgia algunos episodios compartidos con sus alumnos y colegas sanmarquinos, en especial, aquellos vividos en los laboratorios.

“Nosotros hacemos ciencia y en esa labor se aprende a dialogar y discutir con nuestros alumnos para, finalmente, ponernos de acuerdo con el trabajo en el laboratorio, donde interpretamos una serie de actividades celulares y moleculares”, declaró luego de agradecer a San Marcos por la libertad que le dio para hacer e innovar, sobre todo, en los laboratorios.

“Fue una época donde uno se sentía con absoluta libertad. Estábamos gozosos de nuestra vida diaria en la universidad; por eso, seguiremos dando por San Marcos lo que se pueda”, finalizó Lizarraga de Olarte.

“Con gran emoción y mucha humildad, te agradezco mi siempre querida San Marcos por haberme acogido primero como estudiante, luego como profesor, y hoy extiendes mi permanencia en tu glorioso recinto como Catedrático de Prima Jubilado Perpetuo, nombre original que, al inicio de la República, se cambió por el actual de Profesor Emérito”, señaló por su parte, muy agradecido, el Dr. Hugo Gonzales Figueroa, al recibir el reconocimiento institucional.

En el acto protocolar realizado el jueves 26 de mayo, en el Centro Cultural de San Marcos, el profesor Gonzales informó que fue parte del grupo de profesores que tuvo como tarea introducir en los planes de estudio de la carrera de biología, de ese entonces, cursos relacionados con los niveles de complejidad molecular y celular.

Fue, además, uno de los que inició en el laboratorio de biología celular la línea de investigación en la regulación de la progresión del ciclo celular usando como modelo biológico, según refirió, “los meristemos de Allium cepa”.

A su turno, la Dra. Estela Castillo de Maruenda, tras agradecer la distinción recibida, disertó, de una manera ilustrativa y didáctica, sobre sinapsis y neurociencia, dicho del último que es un concepto que hoy se presenta casi como una novedad, cuando en realidad se acuñó en 1894.

“La neurociencia es todo un sistema que plantea que el ser humano cuenta con más de 100 millones de neuronas y cada una con posibilidades de generar diez mil sinapsis, pero solamente utilizamos el 5 % de estas. Por lo tanto, como conclusión, podemos decir que nuestros cerebros no se parecen en nada; por eso, no pensamos igual, ya que hay una gran diversidad de neuronas y sinapsis”, remarcó la Dra. Castillo.

Luego de opinar que los alumnos y profesores son componentes del alma de la universidad, sostuvo que cada uno es una potencialidad imperfecta, porque no usamos todas las potencialidades que nos da el cerebro.

La ceremonia estuvo presidida por el vicerrector de Investigación, Dr. Bernardino Ramírez Bautista, acompañado de la decana de la Facultad de Ciencias Biológicas, Mg. Olga Bracamonte Guevara, y del secretario general, Raúl Pizarro Cabrera. También estuvieron presentes colegas, alumnos y familiares de los homenajeados.

Fuente: http://www.unmsm.edu.pe/noticias

Busqueda